viernes, 23 de marzo de 2007

Spawn

Bien, ya iba siendo hora de que alguien hablara de un superhéroe que empiece por S y no sea un sarasa. Y no, no hablo de nuestro simpático vecino y amigo spiderman, sino de un engendro del infierno medio podrido y con un traje simbiótico del octavo círculo pegado a la piel y corriendo por su "sangre": Yep, Spawn.



La cosa es que desde que descubrí una portada en una vieja revista de ciencia ficción, el dibujo me fascinó, y durante años me he dedicado a recopilar todo lo que se ha impreso en españolo sobre este héroe. Luego lo dejé, visto que aquello degeneraba en un dar vueltas alrededor del callejón con rollos wiccan y otros spawn y bla bla bla. Muy mal.

Total. La historia es: Un supersoldado estadounidense palma en una misión asesina de esas que se gastan, y claro, va al infierno. Total, que alli se encuentra con la Malebolgia, un demonio de esos cabrones de verdad y con sentido estratégico (ma o meno) que le propone un trato: Si le sirve, le devuelve a la vida y a su esposa Wanda. Al Simmons, que así se llama el pavo, está locamente enamorado de su mujer, y acepta el trato.

Peeeero, al volver a la tierra descubre que: a) Han pasado 5 años y su mujer se ha casado con su mejor amigo y be) ahora es un muerto viviente con poderes vastos pero limitados (tiene un contador de energía, si lo gasta, a tomar por culo) y una gran capa roja. Y pinchos y garras.

Vale, ya tenemos el planteamiento. Ahora, el dibujo, que es lo realmente interesante de este comic, para qué negarlo. Usa mucha tinta. Pero mucha. Mogollón de negro y de rojo, y colores intensos y detallitos como grietas en las paredes y torres góticas y capas ondeantes sobre la luna y cosas así. Mola. Reconozcámoslo, el dibujo mola.

El resto del argumento es, como ya hemos comentado, circular de cojones: El tormento de Simmons, los inevitables "supervillanos" (algunos ingeniosos como Redeemer, el gorila mecánico o Violator y sus hermanos) otros francamente estúpidos (como Overtkill) y sí, la Gran Guerra (no, no la primera mundial, la del cielo contra el infierno. Algo de Blake. Algo de Milton. Mucho poupurri, y los humanos en medio, con mensajito ecologíco y la hostia.

Pero está bien cuando Dios aparece retratado como viejecita.

Bueno, y que todos los ángeles sean unos pivones es un puntazo.

Me centro: Que me alegro de tener la colección en casa, pero es un comic irregular de cojones, sin gran consistencia como saga. Eso sí, el dibujo es alucinante.

Os dejo un video que recoge todas las portadas de la serie. No he oído el audio, así que ya puede estar sonando Raphael de fondo, que no lo sé.

Disfrutad!

A ver si funciona el embedded ese...

3 comentarios:

Ondas dijo...

a mi me parece más bien flojillo, ya lo sabes, pero como solo me gustan los comics para maricones...

Sokar dijo...

Efectivamente, raphael de fondo en el vídeo... le da un aire especial a las portadas ^^

¡¡Escándalo, es un escándaloo!!

Sok ;)

Jax I dijo...

No está nada bien llamarle sarasa a Sandman, pero allá cada cuál.

Para mí, lo que tiene de bueno Spawn es que lleva capa roja (fundamental), su nombre empieza por S y acaba en N (fundamental, también, aunque no suficiente).

Lo que no me gusta es que no hay reglas. "Como soy del infierno hago lo que se me pone y como se me pone".

De todo hay que leer, pero no me gastaría ni un qbit en un comic de Spawn.