martes, 22 de noviembre de 2005

ping

hay alguien ahí?

martes, 2 de agosto de 2005

Onanismo bloggero

Supongo que algún nombre como este tendrá lo de escribir un blog que nadie comenta ni probablemente lee.

-¿Es malo, doctor?

-No, no se preocupe.

-Al menos, sí que deberé considerarlo considerarlo una pérdida de tiempo.

-No, en absoluto, cuando usted muera y alguien se haya hecho con sus escritos, conseguirá que se coticen a precios desorbitados y se subastarán.

-Supongo que moriré pobre.

-Pobre y solo.

-Como Van Gogh.

-Exactamente.

-Vaya, casi todas las cosas me acaban conduciendo a Holanda.

-Puede ser. Me temo que se ha acabado la sesión.

-Gracias doctor, ha sido muy enriquecedor.

-De nada, son 200 euros.

-Ouch!!

martes, 19 de julio de 2005

Vaya porquería de año 2000

Pues resulta que el otro día andaba pensando (cosa que acostumbro a hacer lo mínimo posible, no vaya a ser que acabe teniendo ideas propias o asín) y cuando la mirada se me posó en el calendario me dí cuenta de que estabamos en el tercermilenario año 2005.

Para los nacidos en los 90 e incluso en los tardíos 80 será una filfa. Pero para los más veteranos el año 2000 era como la última frontera.

Supongo que la culpa la tendrán los autores de ciencia ficción, pero uno ingenuo como yo preveía que para el año 2000 lo de ir a la luna a pasar el fin de semana sería un hecho, los coches sobre ruedas pegadas al suelo serían una antigualla, un robot me despertaría por las mañanas con el desayuno en una bandeja, las ciudades estarían limpias y relucientes, y todos, absolutamente todos tendríamos una pistola de rayos laser.

Resulta que estamos en el año 2005 y HAL todavía no ha llegado a Júpiter, aunque los ordenadores ya se estropean y bien en la Tierra.

La cosa es que a 19 de julio del año 2005 (fecha estelar, como diría aquél), me he despertado con el radiodespertador, cosa que ya le pasaba a mi padre en el 80, he desayunado un poco de leche con sobados mientras escuchaba la radio, muy poco galáctico, he cogido el autobus y medio dormido he entrado a trabajar.

Es cierto que la PDA que me vigila desde la mesa, la pantalla plana donde veo lo que escribo, o el PC y la propia internet que permite que esto se publique es ciertamente tecnología impensable hace 15 años mismamente. Pero el día a día viene a ser el mismo. Tendremos que esperar al 2050 a ver si cuela...

jueves, 14 de julio de 2005

El día que no podamos tirar del enchufe

Recientemente tuve la oportunidad de participar en una miniLANParty. Juegos en red. Intercambio de fotos. Cursillos de informática básica. Lucimiento de PCs... todo legal. Nada de pirateo.

El asunto es que mientras jugamos a cierto juego tipo shot'em up, en el que formamos un equipo de jugadores humanos contra un equipo de jugadores controlados por el servidor. El resultado fue el evidente. La máquina venció al humano.

Durante la partida, realicé varios comentarios apocalípticos sobre la superioridad de las máquinas sobre las personas. Lógicamente fueron tomados a chufla. Pero no me lo puedo quitar de la cabeza.

Lo cierto es que los humanos jugabamos contra la máquina en su propio terreno: un mundo virtual bastante más simple que el mundo real. De hecho, teníamos tal control sobre dicho mundo, que en cualquier momento podíamos desconectarlo. Podíamos tirar del enchufe.

Pero de vez en cuando, leo acerca de los avances que se hacen en el campo de la robótica. La exploración de Marte. La investigación en los volcanes. Un futuro mayordomo doméstico. Incluso un equipo de fútbol robótico. Y muy inocente se ha de ser para no pensar que seguramente se estarán fabricando robots soldado.

Estamos enseñando a las máquinas a desenvolverse en nuestro mundo real. Con unos sentidos muchos más sofisticados y precisos que nuestros imperfectos cinco.

Llegará un día en que ya no podamos parar el mundo. No podremos tirar del enchufe. Y los que ahora son nuestros esclavos, serán, probablemente, nuestros amos. El siguiente paso en la evolución.

lunes, 11 de julio de 2005

La degeneración de lo bueno

Resulta que recientemente ha caído en mis manos alguna temporada que otra de la serie Expediente X.

Uno comprueba, no sin cierta pena, que la serie no es tan buena como lo era hace 10 años. Y es triste porque son los mismos capítulos. Esos por los que dejaba lo que tuviera entre manos para verlos (en aquella época dorada sin DVD ni internet, cuando los programadores de TV dominaban el mundo).

Mecagüen, y salvo contadas exepciones, las pelis de miedo con las que te cagabas, ahora dan risa.

Me pregunto, ¿por qué? ¿será que como los drogadictos nos habituamos a lo bueno y necesitamos algo mejor? ¿llegaremos algún día a sufrir una sobredosis de calidad?

"Ayer falleció Fulano de Tal, tras visionar una peli demasiado buena que reprodujo en su integridad y sin cortar (con anuncios, se supone)"...

También puede ser que las cosas siempre hayan sido malas y es uno el que refina sus gustos. ¿Quién sabe? Y lo más dramático ¿A quién le importa?

Paradojas temporales

¿Quién no ha querido viajar en el tiempo? No habéis fantaseado alguna vez con saber qué será de los humanos dentro de 40 siglos? Qué pasó realmente en el Big Bang? ¿Será Euskal Herria independiente algún día? ¿Volverán a dar Arale por la tele?

Según parece la física cuántica sostiene que viajar por el tiempo es teóricamente posible, ya que este no sería una inmutable constante unidireccional, sino otra dimensión física (y por lo tanto recorrible), y como buenos fans de la pseudociencia como somos en la bF, propongo poner unas cuantas paradojas temporales que se nos vayan ocurriendo.

Empiezo con dos:

1) Un par de científicos consiguen crear con éxito una máquina de desplazamiento temporal y transportan un conejillo de indias 5 minutos atrás al pasado. Saben que tienen éxito exactamente 5 minutos de realizar el experimento cuando el roedor se materializa encima de la mesa. Sin embargo una vez comprobado que la máquina funciona no le ven utilidad a seguir con el experimento, y por lo tanto no lo llevan a cabo. ¿Qué ocurriría?
a) El universo implosiona.
b) Uno de los dos conejos (el que es 5 minutos más viejo) desaparece con un POP.
c) Uno de los dos conejos (el que es 5 minutos más jóven) se come al otro.
e) No pasa nada. Se ha encontrado la solución al problema del hambre en el mundo.

2) Consigues una máquina del tiempo, y la usas para ir al futuro donde ves que vas a morir de forma horrible debido a la máquina del tiempo (digamos que acabará estropeándose y mandarte a la era donde reinaban los primigenios o algo así). Así que decides volver atrás e impedirte a tí mismo conseguir la máquina. ¿Qué ocurriría?
a) El plan es estúpido. Si no hubieras conseguido la máquina no sabrías nada de esto, así que no hubieras vuelto a impedir conseguirla. Nadie te va a salvar el culo, coleguilla.
b) El plan funciona. Sin máquina vives una vida tranquila y sosegada rodeado de gatos. La ignorancia es felicidad.
c) Un futuro yo impide que te impidas conseguir la máquina ya que eso provocaría un Big Pop temporal. Luego un futuruo futuro yo impide a tu futuro yo que te impida evitar que consigas la máquina ya que el Big Pop es mejor que el Big Plof que se avecinara si tu máquina se averiase... ad nauseam.
e) F´tagh gnhatah Chtulhu!

Respondan y propongan, caballeros (y damas!)

martes, 5 de julio de 2005

La resaca

Este es el momento en que uno mira al mónitor y apenas puede ver letras. Estáticas. Monocromáticas. Ordenadas.

De repente, uno mueve sin darse cuenta el ratón y... eh, algo se mueve ahí!!... Na... es el puntero.

No hay nada extraño, no se ven montañas, ni pasillos, ni disparos... nadie alerta sobre la situación crítica del nucleo de energía... es más, debe de estar funcionando de primera, porque la máquina de café sigue ofreciendo matarratas oscuro de los que espabilan a uno...

Es cierto que el ADSL, cable modem o las más anchas de las bandas le dan a uno momentos de satisfacción lúdica, pero hasta el momento, nada iguala el cálido aroma a frikismo que se respira en una LANparty. Las tarrinas de DVDs repletas cual cornucopias audiovisuales, los ojos fijados en la pantalla con el cuello y la espalda en una forzada postura hacia adelante, el fragor de la batalla en los altavoces... y... quizá lo más genuino e irreproducible, los gritos de alegría, las chanzas y las humillaciones...

Y la conclusión de hoy es: ¿Para cuándo otra LAN?

Un saludo de Jax I para el Blog de BegoFreaky.

lunes, 27 de junio de 2005

Maaaagiaaaaa (y eso que soy de Ciencias)

Es la caña, porque hoy en día casi todos asumimos como normal el uso de móviles, internet, PDAs... pero casi nunca caemos en que probablemente seamos la primera generación de homo sapiens que no tiene ni la más remota idea de cómo funcionan las herramientas que utiliza.

Aunque supongo que no será del todo así. Si no, no se explica que costase tanto tiempo inventar algo tan aparentemente sencillo como la imprenta. Sin embargo, una vez inventado, construir una imprenta hasta con recursos naturales es cuestión de un poco de habilidad y paciencia. Con un poco de madera, algo para labrarla (que puestos a ir de supervivientes podría ser una piedra) y algún pigmento natural, podemos fabricar algo tosco que imprima.

Esto es aplicable a los aperos de labranza, la polea, la rueda... lo difícil del asunto fue tener la idea, pero su fabricación era razonablemente fácil. Otra cosa es la calidad y los librillos de cada maestrillo.

Pero cuál de los lectores sería capaz de construir una radio en el bosque?? Una radio!!! Ya no digo nada de teléfonos móviles, televisores, PDAs, GPSs... Y sin embargo los usamos sin problemas e incluso dependemos de ellos (no diría para sobrevivir, pero casi).

Aunque lo comprendo a nivel teórico, hay un importante acto de fe para entender que una serie de "ondas invisibles" nos traen las señales de radio atravesando las paredes. Puritita magia.

lunes, 20 de junio de 2005

La extraña gente no friki

El problema de ser friki, y además tener un entorno friki donde poder dar rienda suelta a los distintos frikismos particulares, es que antes o después uno debe enfrentarse al extraño mundo no-friki donde nadie entiende tus chistes.

Uno se toma un par de cañas y tras la imprescindible meadilla se mira al espejo y los efluvios del alcohol y la triste luz del baño, nos ofrecen un aspecto que nos recuerda casi siempre a algún personaje de peli, videojuego, comic...

Un tipo normal diría que ese look de flequillo es muy setentero, incluso, algún pureta te puede comentar algo de Los Pecos, pero un friki, sobretodo un friki medioborracho, se ve claramente como Luke Skywalker. Y claro, ya sabemos todos que la cerveza afloja la lengua, así que nada más volver junto a los colegas, uno suelta algo como "Coñe, cómo me parezco a Luke Skywalker en Una Nueva Esperanza"...

A partir de ahí, miradas de sorpresa y extrañeza, limpiada de oídos ("Qué alta está la música que no le he entendido ni papa de lo que ha dicho este"), miradas cómplices, risitas y finalmente risotadas carcajeantes...

Uno echa de menos a esos compañeros de viaje por el apasionante mundo del frikismo. Seguramente ni siquiera le da tiempo a uno a mirarse en el espejo para caer en la cuenta de su parecido con el Jedi que retorna, porque los colegas ya lo han dicho. Es más, seguramente es el chiste recurrente de la noche.

En fin, que con estas cosas es mejor no salir del armario y comentar el parecido de uno con este o aquel futbolista o actor de moda... en mi caso (ya son varios los que lo dicen), con Tom Hanks.

Jax I

domingo, 19 de junio de 2005

El blog de la Begofreaky es feo

Pos eso, un cambio ya! jeje
Anderulio, no podemos ser administradores todos?

jueves, 16 de junio de 2005

Pruebaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa